Lo insoportable de la infancia

Textos sobre los Ejes

Suplir la desinserción

Bruno de Halleux (ECF)

El sujeto autista está por definición excluido del Otro. A este Otro, el niño lo vive como completo, como previo. Él no se vincula a un lugar vacío en el que el sujeto pudiese encontrar donde alojar su ser. El sujeto autista no llega a constituirse por una sustracción respecto de este Otro, no llega a descompletar a este Otro previo. Esta dificultad, en la Antena 110, orienta nuestra clínica.

Por lo tanto, hace falta al sujeto un Otro de sustitución. En nuestras intervenciones con niños, velamos por no remitir a la completud del Otro, velamos por no encarnar un Otro completo, proponemos intervenciones que apunten a descompletar a este Otro absoluto al cual el sujeto autista está confrontado.

Lo simbólico para el niño autista, es real. De hecho, es equivalente al Otro del goce. El Otro es omnipresente y omnipotente. Puede invadir el cuerpo del sujeto de un goce ilimitado y sin borde. Algunos niños pueden masturbarse todo el día, otros pueden estar aterrorizados ante la idea de expulsar sus excrementos.

El menor enunciado, el menor signo de presencia del Otro es interpretado como una amenaza.

Ciertos factores pueden desencadenar la crisis del niño: Si el orden del mundo se mueve o si el Otro se muestra imprevisible, el pasaje al acto surge, el niño se extrae del escenario del Otro.

Es la razón por la cual el niño psicótico y especialmente el niño autista, intenta anular al Otro, protegerse, le pone a distancia, vela por que el Otro no se mueva, lo quisiera inmutable. Se encuentra desinsertado.

En la Antena 110, instauramos condiciones a este Otro para que sea a la vez regulado y provisto de una falta. Le imponemos un tratamiento a este Otro y lo adaptamos de la buena manera, para que el sujeto, según la expresión de Jacques- Alain Miller, pueda producirse.

Uno de los pilares de la práctica entre varios es el orientarnos por una clínica del sinthome. El sinthome que se lee y que se opone a una clínica del síntoma que es al descrifrar. El sinthome, S1 sin S2, permite ocasionalemente y a través de una clínica adaptada, suplir el fuera de discurso del sujeto autista.

Traducción de Susana Schaer (miembro de la NEL)