Lo insoportable de la infancia

Textos sobre los Ejes

Lo familiar

Gustavo Stigliz (EOL)

¿Sigue vigente hoy la idea de Lacan de la función de residuo que sostiene y al mismo tiempo mantiene la familia conyugal?[1] Más que nunca. Es más, dicha función es puesta a cielo abierto a partir de la des esencialización del grupo familiar y sus miembros.[2]

La familia se revela como una máquina de instilar la lengua que hablamos, tal es la idea de Lacan en su Conferencia en Ginebra sobre el síntoma, en 1975.[3] No es la primera vez que Lacan señala que la lengua no se aprende.

En La dirección de la cura y los principios de su poder, en 1958, afirma en relación con el juego del Fort Da, que es el "Punto de inseminación de un orden simbólico que preexiste al sujeto infantil y según el cual le va a ser preciso estructurarse".[4] Más tarde, en el Seminario 10, en relación con la voz como vehículo de los significantes, precisa que una voz "no se asimila, sino que se incorpora".[5]

Inseminar, incorporar, instilar, distintos modos de decir que el significante impacta en el cuerpo y se anuda a él, o no lo hace. No es casualidad que la Conferencia en Ginebra desemboque en un debate sobre el autismo.

La familia en ese sentido es la máquina de instilar, inseminar lalengua para dar lugar al cuerpo hablante. El vehículo es la voz.

La cosa tiene la dimensión del acto que junta las piezas sueltas de lalengua y el cuerpo.

La familia es la condición de posibilidad para que tenga lugar ese "nuevo acto psíquico" freudiano[6], que no es otra cosa que la producción, en cada ser hablante, de la juntura más íntima del sentimiento de la vida.

Si en la conferencia Joyce el síntoma Lacan pone el acento en que somos hablados por nuestra familia[7], en otro momento el acento recae del lado del ser hablante: cada uno inventa la lengua que habla[8]. Así, «familia» pasa a ser un predicado que atribuye ser familiar a aquello que transmite las piezas con las que cada uno inventará su lengua, a partir del acontecimiento de cuerpo que funda al cuerpo hablante. Aún más allá de las nuevas formas que la ciencia y el derecho empujan a producir en esta época de identificaciones precarias.

NOTAS

  1. Lacan, J. nota sobre el niño. Otros escritos. Ed. Paidós. Buenos Aires. 2012. Pág 393.
  2. "Des esencialización" es el significante que utiliza E. Laurent en la entrevista realizada por Raquel Cors Ulloa para estas jornadas de la NEL 2020, parte 3.
  3. Lacan, J. Conferencia en Ginebra sobre el síntoma. Intervenciones y textos 2. Pág. 124. Ed. Manantial. Buenos Aires. 1988.
  4. Lacan, J. La dirección de la cura y los principios de su poder. Escritos 2. Siglo Veintiuno Editores S.A. Buenos Aires. 2008. Pág 568.
  5. Lacan, J. Seminario Libro 10, La angustia. Ed. Paidós. Buenos Aires. 2006. Pág. 299.
  6. Freud, S. Introducción del narcisismo. Obras completas T 14. Amorrortu Editores. Buenos Aires. 1986.
  7. Lacan, J. Seminario Libro 23, El Sinthome. Ed. Paidós. Buenos Aires. 2006. Pág 160.
  8. Id. Pág 131.