XI Jornadas de la NEL
Infans #16

Editorial

Infans # 16 indaga en lo que ex-siste como imposible de soportar y el psicoanalista. Paola Cornú atiende la relación entre lo que ex-siste, lo real que convoca y un saber hacer con… del cual dan cuenta los AE.Jaime Castro examina el proceso analítico como posibilidad de encontrarse con el Uno solo, con la inexistencia del Otro y con la invención del sinthome. Mariela Rodríguez se detiene en el sinthome, como trozo de real que orienta la política lacaniana y los modos singulares de cada analista, de hacer con él. El cierre lo hacemos con la obra "Ula-ula" de María del Pilar Cuéllar.

¡Buena lectura!

Beatriz García Moreno
(NEL-Bogotá)

 

Aperturas a la Conversación

¿Cómo podemos interpretar que lo imposible de soportar ex-siste en cada psicoanalista"?

 

Paola Cornú
(NEL-Santiago)

 

"Esto es lo que me permite darles S(A/) como la matriz de la posición de la ex–sistencia, ya que cuando invocamos la ex-sistencia, cuando la ponemos en función, ella siempre designa la posición de lo real, en la medida en que esta es correlativa de la inexistencia del Otro" [1].

En nuestra práctica nos orientamos por lo real, operando en dirección de un fuera de sentido. Siendo lo real lo insoportable de soportar, que se presenta como urgencia subjetiva para quien consulta a un analista, con la necesidad de aliviar aquel malestar sufriente y enigmático que irrumpe frente a una contingencia en algún momento de la vida. Así confrontados a lo indecible, innombrable, fuera de sentido, aquello que no se puede decir, frente a las huellas–marcas que han quedado como ecos en el cuerpo del parlêtre, en tanto que a partir del decir algo ex–siste y subsiste fuera de este.

Cada analista practicante, como analizante, en su formación y a partir de su propia experiencia analítica, toma esta ruta en el recorrido de su propio análisis, consintiendo a llevar el análisis hasta sus últimas consecuencias y leer estas marcas de goce que ha recibido, encontrado, atravesado, escritas [2]. Los testimonios de los AE permiten escuchar la serie de transformacion-es- subjetivas a las que cada uno llega al final del análisis con lo incurable y un saber–hacer con

NOTAS

  1. Miller, J.-A., El lugar y el lazo. Los cursos psicoanalíticos de J.-A. Miller, Buenos Aires, Paidós, 2011. p. 330.
  2. Laurent, Eric, http://www.jornadasnel2020.com/boletin-infans/02.html

 

Jaime Castro
(NEL-Cali)

 

Un psicoanalista es el producto de un análisis. En su momento se dirigió a un psicoanalista por un sufrimiento que lo mantenía en un estado de impotencia.

Un psicoanálisis no conduce de la impotencia a la potencia. Más bien, puede permitirle a un parlêtre, pasar de la impotencia a la imposibilidad, es decir, enfrentarse a Un real que está entramado en el universo de sentidos del lenguaje que le es propio y con el que se hizo a un modo de ser fantasmático y sintomático. Un psicoanálisis implica decantar algo de lo real del goce Uno (S1) [1], eso que se goza en el cuerpo y que ex-siste al sentido, es decir, sin lazo a un S2.

Ubicar este S1, solo, incomparable, va de la mano de hacer la experiencia de la inexistencia del Otro. Miller reescribe con el significante ex-sistencia el borramiento del Otro S(A/), y designa así la posición de lo real [2]. Si no hay cómo escribir una relación entre los sexos a nivel del goce, sí hay lo que ex-siste y con lo cual cada Uno se las tendrá que arreglar con su invención sinthomatica.

El sinthome nombra el estilo singular que ex-siste en cada analista. Es con ello con lo que intenta arreglárselas de un modo más vivificante, y que pone al trabajo, cada vez, tanto en su práctica como en la transferencia de trabajo con otros en la Escuela.

NOTAS

  1. Miller, Jacques-Alain. El ser  y el Uno. Clase del 11 de mayo 2011. Inédito
  2. Miller, Jacques-Alain. El lugar y el lazo. Buenos Aires. Paidós 2013. Pág. 330

 

Mariela Rodríguez
(NEL-Habana)

 

Lo "real en cuanto imposible de soportar", se refiere al síntoma como solución constitutiva del cuerpo hablante ante lo real del traumatismo de la lengua, cuyo efecto de goce singular en el cuerpo, es rechazado y vivido como ajeno. De ahí que lo imposible de soportar ex – sista.

El Analista de Escuela testimonia su saber, no todo, sobre ese goce singular que usa para arreglárselas con lo real. En el sinthome itera lo Uno del goce "que se constata y confirma en la sustancia gozante del cuerpo" (Giraldo, 2019, pág. 152). Después del análisis, ex - siste lo imposible de soportar en los restos sintomáticos ineliminables de cada analista, en su sinthome (Cors, 2019). El sinthome es lo real y su repetición. Hay el sinthome que sigue siendo rebelde al saber en el fin de análisis (Miller, Cuarta sesión del Curso 2011 / Miércoles 9 de febrero 2011).

De ahí, la política analítica es la del sinthome, definido como trozo de real, desecho de la civilización, síntoma incurable, soledad discreta  (Vicens, 2018). La formación del analista pone ese sinthome que ex-siste, imposible de soportar, al trabajo en el lazo transferencial de sus dispositivos. Surge así la oportunidad de un hacer singular, más soportable, frente a lo real. De eso da cuenta el trabajo de Escuela, Uno por Uno, alrededor de ese real Corona-virus de hoy.

REFERENCIAS

  • Cors, R. (2019). "De-formación del analista". Bitácora Lacaniana, págs. 265-274.
  • Giraldo, M. (2019). "La dignidad del sinthome". Bitácora Lacaniana, págs.147-170
  • Miller, J.-A. (Cuarta sesión del Curso 2011/miércoles, 9 de febrero, 2011). Curso de Orientación Lacaniana III. 13, El Uno solo o El ser y el Uno. Inédito.
  • Vicens, A. (2018). No todo es política en la Escuela de Orientación Lacaniana. Barcelona: RBA Libros. Obtenido de www.rbalibros.com

 

Aperturas desde el arte

"Ula-ula"
Pintura sobre vidrio en urna de acrílico. 16x.16x.16
María del Pilar Cuéllar, 2019 (NEL-Bogotá)